Dirigido por Tim Miller (Deadpool), el filme está producido por James Cameron, que también coescribió la historia junto con Miller. El guión corre a cargo de David S. Goyer y continuará la historia a partir de la secuela de la primera película, ignorando las tres entregas posteriores.