“Como pueden ver, estamos a la altura de nuestros viejos trucos”, escribió Kripke en el pie de foto. Tanto la imagen como el escueto mensaje, dejan muy claro que las grabaciones de la siguiente temporada de The Boys es una prioridad para Amazon, que desea capitalizar no sólo su éxito, sino su provocador y controversial punto de vista sobre el género superheróico.



Extravagante, retorcido y perverso, el show ha sido llamado “el antídoto” contra el culto de las películas de superhéroes, algo que el argumento televisivo heredó del cómic homónimo en que se basa. La historia imaginada por Garth Ennis y el ilustrador Darick Robertson, es un recorrido subversivo por los símbolos asociados al poder y una crítica cínica a la celebridad superficial, todo bajo una mitología salvaje y escandalosa que usa al héroe de capa y malla como máscara.
Para su adaptación televisiva, la producción de Amazon Prime logró traducir el espíritu morboso y desafiante del argumento en papel, lo que sin duda convirtió a la serie en un éxito inmediato.